De la yihad en Siria a la guerra de Ucrania

Bajmut es el punto más caliente de la guerra en Ucrania y allí, en primera línea, combaten Abdel Hakim Al Shishani y sus hombres contra las fuerzas rusas. Los servicios de Inteligencia del Ministerio de Defensa de Ucrania compartieron en redes sociales un vídeo en el que aparecía el líder checheno a quien presentaron como «héroe del pueblo de Ichkeria» (región del norte de Chechenia que proclamó su independencia en 1991 y que fue reincorporada a la Federación Rusa en 2000) e informaron de que le habían otorgado el grado de coronel dentro de la Legión Internacional. Al Shishani es el nombre de guerra de Rustam Azhiev , veterano de la guerra en Chechenia y de la yihad contra el régimen sirio, donde combatió en Latakia e Idlib al frente del grupo Ajnad al-Kavkaz (cuya traducción del árabe es Soldados del Cáucaso), formado íntegramente por milicianos chechenos. Durante su paso por territorio sirio estuvo bajo el paraguas del Frente Al Nusra, brazo local de Al Qaida, donde su unidad era considerada una especie de cuerpo de élite por su dilatada experiencia en combate. El diario libanés ‘Al Akhbar’ fue uno de los primeros en recoger el viaje de este yihadista desde Siria a Ucrania, la que los chechenos habrían bautizado como «la nueva tierra para la guerra santa». Este periódico recogió los testimonios de responsables sirios que aseguraban que este trasvase de combatientes cuenta con el respaldo de Turquía, que es quien controla los bastiones islamistas en el norte de Siria y que después de once años de enfrentamiento con el régimen Bashar al Assad busca recuperar las relaciones que tenían antes de 2011. Traicionados por Ankara El diario libanés señaló que «la oposición armada se siente traicionada por Ankara y se acelera la tendencia que, durante el último año, ha llevado a muchos yihadistas a trasladarse a Ucrania». Al Shishani es uno de los más destacados y le acompañan combatientes de Asia Central y el Cáucaso. El 29 de diciembre se reunieron por primera vez desde el comienzo de la guerra los ministros de Defensa de Turquía y de Siria y la reunión se celebró en Moscú. La discusión entre vecinos se centró en «la crisis siria, el problema de los refugiados y los esfuerzos por una lucha conjunta contra las organizaciones terroristas en territorio sirio», según informaron desde Turquía, un país que acoge a 3,6 millones de refugiados sirios . Las autoridades de Ankara quieren acelerar la repatriación de estos refugiados y para ello necesitan recuperar la relación con Damasco. Los refugiados se han convertido en arma política y los partidos opositores prometen que les enviarán de vuelta a Siria si ganan las elecciones de junio, en las que está en juego el futuro político de Erdogan. El presidente turco expresó de manera pública su disposición a recuperar las relaciones con Damasco y Al Assad respondió asegurando que «Siria quiere que estas reuniones surjan de los principios patrióticos del Estado y del pueblo, basados en poner fin a la ocupación turca y en suspender el apoyo al terrorismo», en alusión directa al respaldo turco a los grupos islamistas presentes en Idlib, única provincia que queda fuera del control del régimen. Esta es la primera vez que el presidente sirio se pronuncia sobre el acercamiento turco. En Idlib se refugiaba Al Shishani antes de poner rumbo a Ucrania donde los yihadistas combaten bajo la bandera azul y amarillo con el armamento entregado por Europa y Estados Unidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous post Últimas noticias del miércoles, 11 de enero del 2023 | Descubre toda la actualidad y última hora
Next post Las injustas críticas al Barça y el enfado de Ancelotti: «No ha sido una humillación»
Generated by Feedzy